PARA QUÉ SIRVE LA ZANAHORIA

La zanahoria es una raíz densa en nutrientes rica en antioxidantes, fibra, betacaroteno y otras vitaminas y minerales. La investigación sugiere que las zanahorias pueden mejorar la visión, promover la salud de la piel y reducir el riesgo de algunas formas de cáncer. En este artículo, exploraremos más a fondo cómo las zanahorias pueden beneficiar la salud humana y los riesgos potenciales que pueden causar. La gente ha estado comiendo zanahorias durante más de 5.000 años. La verdura se originó en el Medio Oriente y Afganistán e inicialmente solo estaba disponible en colores púrpura y amarillo. La conocida zanahoria naranja se desarrolló solo más tarde, en el siglo XVII.

Los investigadores de hoy en día están cultivando zanahorias en diferentes colores, incluidos el amarillo, el rojo brillante y el naranja oscuro para hacerlas más atractivas. Pero lo que llama la atención es el conjunto de pigmentos de las zanahorias que ofrecen importantes beneficios. La vitamina A, en las cantidades recomendadas, es esencial para una buena visión y las zanahorias ofrecen el nutriente en abundancia. Si una persona se ve privada de vitamina A durante demasiado tiempo, los segmentos externos de los fotorreceptores de los ojos comienzan a deteriorarse. Esto conduce a la ceguera nocturna.

La insuficiencia de vitamina A puede alterar los procesos químicos normales involucrados en la visión. Restaurar la ingesta adecuada de vitamina A puede facilitar la salud visual. Las zanahorias contienen numerosos fitoquímicos que están bien estudiados por sus propiedades anticancerígenas. Algunos de estos compuestos incluyen betacaroteno y otros carotenoides. Estos compuestos promueven la inmunidad y activan ciertas proteínas que inhiben las células cancerosas. Los estudios demuestran que el jugo de las zanahorias también puede combatir la leucemia. Los carotenoides presentes en las zanahorias pueden reducir el riesgo de cáncer de estómago, colon, próstata, pulmón y mama en las mujeres.

Las zanahorias son ricas en carotenoides. La investigación sugiere que las frutas y verduras ricas en estos compuestos pueden mejorar la apariencia de la piel y también ayudar a las personas a verse relativamente más jóvenes. Sin embargo, el consumo excesivo de zanahorias (u otros alimentos con alto contenido de carotenoides) puede provocar una afección llamada carotenemia, en la que su piel se ve amarilla o naranja. Las zanahorias son fuentes de energía de las vitaminas A y C, carotenoides, potasio y otros antioxidantes. La evidencia anecdótica sugiere que las verduras pueden contribuir a la salud del cabello. Sin embargo, se necesita más investigación a este respecto.

Un estudio afirmó que el jugo de zanahoria contribuyó a una reducción del 5% en la presión arterial sistólica. Se descubrió que los nutrientes presentes en el jugo de zanahoria, que incluyen fibra, potasio, nitratos y vitamina C, ayudan a este efecto. Seguir una dieta sana y equilibrada y mantener un peso saludable puede reducir el riesgo de diabetes tipo 2. En estudios, se encontraron niveles bajos de vitamina A en sangre en personas con diabetes. Las anomalías en el metabolismo de la glucosa necesitarían una mayor necesidad de combatir el estrés oxidativo, y aquí es donde la vitamina A antioxidante puede ayudar.

Añadir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *