Los médicos le cambiaron la vida a este hombre con el trasplante de un nuevo rostro.

Cada día los rápidos avances en la ciencia médica le regalan a miles de personas la oportunidad de cambiar sus vidas para siempre. En esta oportunidad, te traemos una historia que te sacará más de una lagrima, en la misma te estaremos contando sobre el exitoso trasplante de rostro al que se sometió un chico llamado Andy Sandness, quien sufrió un terrible accidente. Conozcamos los detalles de esta historia a continuación…

La historia de Andy Sandness, sí que es bastante triste y desgarradora, ya que a sus 21 años sufrió un terrible accidente, en el cual un disparo le hizo perder su nariz y su mandíbula ocasionándole una deformación en su rostro. Lo más triste, es que este accidente le cambió la vida en un abrir y cerrar de ojos.

Después que Andy fue trasladado a la unidad de emergencias, todos los médicos que lo atendieron tuvieron que someterlo a varias cirugías para salvarle la vida y tratar de reconstruirle su rostro, el cual fue imposible reconstruir, debido a que tenía muchos daños que no se podían solucionar, luego de que la vida le regalara una nueva oportunidad, el joven de 21 años tuvo que aprender a masticar, hablar y a respirar de nuevo.

Después de haber pasado una década del terrible accidente, Andy tomó una de las mejores decisiones de su vida, esto debido a que en el año 2016 aceptó la propuesta de formar parte de la lista de trasplante de rostro, al principio pensó que la espera tomaría décadas, pero no fue así, porque la suerte siempre estuvo de su lado y su nuevo rostro llegó 5 meses después.

Luego de 5 meses de espera, el joven estaba muy emocionado, ya que 60 especialistas le cambiaron la vida para siempre, pero la intervención quirúrgica no fue nada fácil, ya que la misma presentó muchas complicaciones, las cuales pudieron superar. Es muy importante mencionar, que el trasplante liderado por el Dr. Samir Mardini, se tardó un poco más de 56 horas, por fortuna el procedimiento fue todo un éxito y un logro más en la carrera de Mardini, quien ha hecho este tipo de cirugías más de 60 veces.

Pero no todo fue fácil durante la recuperación, ya que Andy tuvo que aprender a gesticular correctamente y someterse a una serie de ejercicios post-quirúrgicos, con los cuales pudo volver a comer y a hablar, pero eso no fue la único que le regresó la cirugía, también la confianza en sí mismo regresó. Mira en este video como quedó.

Este es el antes y después de Andy:En la actualidad, Andy Sandness tiene una vida completamente normal, donde ya puede salir a la calle sin que la gente lo mire o lo rechace. Con esto queda demostrado que la ciencia médica cada día avanza mucho más.