Cómo utilizar sus medicamentos de forma segura

los medicamentos

Por su seguridad, salud y bienestar, se recomienda que consulte con su médico o químico farmacéutico acerca del uso adecuado de sus medicamentos. A continuación, encontrará recomendaciones generales.

Antes de usar un medicamento usted debe conocer:

  • Qué hacer si olvida tomar una dosis. Para no olvidar tomar los medicamentos, se deben establecer horarios de administración y anotarlos en un lugar visible. Si se le olvida tomar una dosis, tómela tan pronto como recuerde.
  • Alimentos, bebidas, otros medicamentos o actividades que pueden modificar el efecto. Recuerde tomar los medicamentos con el líquido recomendado por su médico.
  • Cuándo y cómo debe tomar el medicamento (cantidad y duración de tratamiento). Antes de tomarlos verifique que sea el medicamento, la dosis y la hora correcta. Es importante establecer un calendario con los horarios, en el cual se indique el medicamento y la dosis a tomar. Si es posible pídale a un familiar que lleve control de cada uno.
  • El nombre del medicamento, tanto el genérico (nombre oficial reconocido en todo el mundo) como el comercial (nombre de marca elegido por cada laboratorio)
  • Qué beneficio se espera del medicamento (Para qué le fue ordenado)
  • Posibles efectos secundarios o indeseables y qué hacer si se presentan.
  • Condiciones de almacenamiento como temperatura, humedad y luz.

En la farmacia, antes de retirarse:

  • Confirme la fecha de vencimiento.
  • Verifique que el medicamento entregado corresponde a lo ordenado por su médico (Revise la formula médica).
  • Verifique la cantidad entregada.
  • Confirme las condiciones de almacenamiento.

En su casa:

Utilice el medicamento como se lo indicó su médico, a la hora correcta y durante todo el tiempo que dure el tratamiento. No olvide que el medicamento se le ordenó solamente a usted. Nunca le dé a otra persona el medicamento que le prescribieron a usted ni tome medicamentos prescritos a otra persona, incluso si tiene la misma afección.

  • Tenga en cuenta la fecha en la que adquirió los medicamentos y revíselos periódicamente.
  • Verifique que el olor, color, sabor y apariencia física de los medicamentos que usted ya conoce corresponde a su estado normal.
  • En caso de tratamiento con antibióticos, debe tomarlo por los días que su médico le indicó, incluso si se siente mejor. Eso evitará que se aumente la resistencia a estos medicamentos.
  • Asegúrese de ver correctamente lo que está tomando (encienda las luces, póngase las gafas). Muchos envases y medicamentos tienen formas y colores parecidos.
  • Cualquier información sobre medicamentos debe obtenerla del médico o el farmacéutico. La publicidad en internet, TV, radio, revistas, diarios, folletos o en la calle, no siempre es completa ni apta.

Para guardar sus medicamentos:

  • Evitar la congelación de los medicamentos líquidos.
  • Protéjalos del calor, la luz directa y la humedad.
  • Manténgalos fuera del alcance de los niños.
  • No los cambie de su envase original.
  • No los guarde en el baño, en la cocina, o en lugares húmedos. El calor o la humedad pueden provocar la descomposición.
  • No los guarde en el congelador a menos que esté indicado expresamente.

¿Cuándo no se cumple con el tratamiento médico?

  • Cuando se toman los medicamentos con líquidos diferentes al recomendado.
  • Cuando NO se toman los medicamentos a la hora indicada.
  • Cuando NO se toman los medicamentos en las dosis y frecuencia prescritas.
  • Cuando se suspende el tratamiento antes de lo establecido.
  • Cuando NO se cumple con la dieta recomendada.

Conozca los medicamentos que utiliza, es lo mejor que puede hacer para prevenir errores.

Be the first to comment

Leave a Reply

Your email address will not be published.